Avalúos

Finalidad

La Valoración Inmobiliaria tiene como finalidad el conocer el valor de los bienes inmuebles, dado el encargo hecho por un solicitante con un fin determinado. Por ejemplo:


• Valuación para obtener el precio real de la vivienda en su estado actual de conservación y adecuado a las fluctuaciones del mercado.

• Conocimiento y experiencia de los sistemas y materiales empleados en la construcción y su grado de conservación o envejecimiento.

• Preparación específica sobre los conceptos económicos que afectan a la vivienda: los valores de mercado, las calidades del edificio, la zona, los servicios e infraestructuras,

• Concreción del valor de reposición o el de capitalización para su comercialización posterior

• Estudio económico relativo a la rentabilidad posible de la vivienda en régimen de alquiler en la zona

• Estudio económico relativo a materiales y acabados de las instalaciones y equipos que la vivienda posee, así como sus superficies útiles y construidas.

   Constituir una garantía hipotecaría o prendaria

Factores
  • Ubicación
El valor del metro cuadrado de terreno sufre grandes variaciones entre los distintos barrios de una misma ciudad. E incluso dentro de una urbanización una propiedad esquinera tendrá un valor diferente a una que no lo es.
  • Superficie
Junto con la ubicación, es la característica más importante a la hora de valorar una vivienda.
  • Tipo de acabados
Si la propiedad  está reformada o no, la orientación para disponer de iluminación natural, si es una primera planta o un piso alto, interior o exterior, las calidades de los acabados, etc. son factores que marcan la diferencia entre una propiedad y otra; y que pueden ir sumando, o restando, dólares en la valoración final.
  • Antiguedad
Para apartamentos la edad es importante ya que muchas financieras ponen un límite para constituir hipotecas. Para casas, el estado de conservación influye en el valor final. Puede ser que una casa de 40 años esté mejor conservada que una de 10 años.
  • Oferta y demanda
Si en la zona no existe ofertas, una propiedad como cualquier otro producto, puede tener un mayor valor. Si la demanda es alta y existe una gran oferta, el valor de la propiedad se verá disminuido.Cada zona tiene entonces lo que se conoce como factor de comercialización.
  • Lujos y extras.
La presencia de una piscina, o un jardín, o áreas verdes o un ascensor marcan un valor adicional a la propiedad.
  • Quien hace la valoración
Un profesional que no tenga prejuicios ni subjetividades, que conozca de los métodos, y maneje modernas herramientas de valoración.